¿Cuándo es el mejor momento para operarse de la vista?

Operarse de la vista

El no tener que volver a utilizar gafas o lentillas sin duda suena muy tentador. Claro que, si estás en esta tesitura, es normal que tengas dudas sobre cuándo es el mejor momento para operarse de la vista. ¡Descúbrelo!

Mejor momento para operar la vista

Antes de nada, debes saber que la cirugía refractiva puede corregir los defectos refractivos del ojo como miopía, hipermetropía y astigmatismo. De esta forma, puedes no volver a depender de gafas o de lentillas.

Claro que, no todas las personas se pueden operar. No siempre es posible o aconsejable e incluso hay veces en las que se considera que es mejor esperar. Por lo que hay que analizar cada caso del paciente por separado.

¿Cuándo no se recomienda?

De salida, no se recomienda en pacientes con problemas de diabetes, enfermedades autoinmunes o si toman medicación que puedan alterar el proceso de cicatrización. Por ello, sí se recomendaría realizar lo antes posible la intervención, antes de tener más probabilidad de sufrir este tipo de enfermedades que a menudo son más frecuentes con la edad.

De hecho, no es recomendable la cirugía refractiva a los 40 años, dado que es una edad que ya está más cerca de la presbicia o vista cansada. Es una dolencia que se asocia al paso del tiempo, porque es normal que el cristalino vaya perdiendo su capacidad para leer.

También hay que tener en cuenta que estas operaciones de cirugía refractiva no mejoran la cantidad de visión, sino su calidad. Si se tiene un problema de ojo vago no se resolverá, como tampoco es posible operar córneas muy finas, dado que se necesita tener el grosor corneal adecuado.

Tampoco será recomendable operarse de la vista en el caso de tener patologías concomitantes como puede ser estrabismos, ambliopías, ojo único o ectasias corneales.

Los límites de las intervenciones se encuentran entre las 10-12 dioptrías y es necesario tener unos ojos sanos, sin patologías previas de retina o de córnea.

¿Cuándo se recomienda esperar para operarse?

Se recomienda tener al menos 18-20 años y una graduación estable desde al menos 2 años. No es recomendable en el caso de pacientes menores de edad o que todavía no tienen una graduación estable, dado que a estas edades, cuando se es muy joven, puede variar continuamente.

A partir de los 18 años, el ojo ya ha madurado y dejado de crecer, por lo que podría ser un excelente momento para someterse a este tipo de operación de la vista. Asimismo, los resultados en la cirugía a estas edades son más estables.

Del mismo modo que es recomendable llevar varios años con una graduación estable, al menos dos. Es así como se pueden garantizar los mejores resultados posibles, que es lo que buscamos cuando pensamos en someternos a una operación de la vista.

En lo referente a los casos de astigmatismo, digamos que se valoran de forma individual dependiendo de si tienen que ver con miopía o hipermetropía.

También se recomienda en el caso de mujeres embarazadas, que crean que pueden estarlo o bien que se encuentran amamantando, esperar, dado que en ese período pueden sufrir fluctuaciones de visión debido a los cambios hormonales.

¿Cuál es el mejor momento del año para hacerlo?

Lo cierto es que hay personas que aprovechan para operarse de la vista en el momento en el que tienen vacaciones o que pueden tomar unos días libres en el trabajo. Esto es así porque se necesitan al menos 2 días de reposo antes de volver a la rutina con normalidad.

Si bien es cierto que, en el caso de operarse un viernes, se podría estar bien el lunes para retomar el trabajo con normalidad. Pero depende de cada persona. Hay quienes prefieren asegurarse y esperar más días, sobre todo dependiendo del tiempo de trabajo que hagamos.

También hay que tener en cuenta que tras operar la vista, los ojos van a estar más sensibles a la luz. Es algo normal. Por lo tanto, una de las peores estaciones para operarse de los ojos es durante el verano, dado que hay más luz y nos podría hacer bastante daño a los ojos.

No obstante, a pesar de todo, si se puede operar la vista en verano. En esos días, es recomendable guardar reposo en casa o bien salir a pasear pero utilizando unas gafas de sol que protejan bien frente a los rayos solares.

Si prefieres no tener que preocuparte por la luz del sol, no lo dudes, porque la mejor época para operarte la vista es el otoño. Es un momento ideal, porque verás que los días ya no tienen tanta luz y que tampoco te sientes tan expuesto a agentes como la sal del mar o el cloro de las piscinas, que contribuyen a irritar los ojos.

Si bien es cierto que tendrás que tener cuidado con el humo, dado que también puede causar daño en los ojos, que estarán más sensibles. Por lo que es recomendable que justo tras operarte te alejes de los famosos puestos de castañas de la calle. Porque, aunque puedes utilizar gafas para protegerte, puede que se te haga un poco raro utilizarlas sin ser verano y no te sientas del todo cómodo.

Conclusiones

Si te planteas operarte de la vista, esperamos que esta guía te sea de gran ayuda. A continuación, hacemos un resumen por los principales puntos a tener en cuenta:

  • Espera al menos a cumplir los 20 años y hazlo antes de los 50 años
  • Evita ciertas épocas, como si estás embarazada o tomando cierta medicación
  • El mejor momento del año para operarse es el otoño (en verano la luz podría molestar a los ojos durante unos días)
  • Recuerda que necesitarás al menos un par de días de reposo
  • Ponte siempre en manos de un buen especialista para pedir opinión

Ten en cuenta que no todas las personas pueden operarse de la vista, por lo que es importante que te pongas en las manos de un buen especialista para analizar tu caso por separado.

¿Te ha quedado alguna duda? Si tienes dudas, pregúntanos para que podamos echarte una mano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protección de Datos

De conformidad con las normativas de protección de datos le facilitamos la siguiente información del tratamiento:

  • Responsable: VIBELENS OPTICA SL.
  • Finalidad y legitimación: La tramitación y envío del pedido solicitado. Para la ejecución de un contrato o precontrato (RGPD, art. 6.1.b). Facilitar a los interesados ofertas de productos de su interés, promociones y servicios. Por consentimiento del interesado (RGPD, art. 6.1.a).
  • Derechos que le asisten: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición. Más información del tratamiento en la Política de Privacidad.