Gafas de repuesto para conducir: ¿es obligatorio?

Gafas de repuesto para conducir

Es posible que al sacar el carnet del coche te haya quedado grabado que necesitas llevar, siempre en el coche, unas gafas de repuesto para conducir. Pero, ¿es esto cierto? ¿Está aún vigente hoy en día o ha cambiado? ¡Lo vemos!

Obligación de llevar gafas de repuesto para conducir

Cuando una persona utiliza gafas o lentillas, es importante que las lleve siempre encima cuando va conduciendo, para velar por su propia seguridad, por la de los pasajeros y también por la del resto de conductores que hay en la carretera.

Claro que, hay conductores que tienen dudas sobre si tienen que llevar o no unas gafas de repuesto.

En primer lugar, ¿cuándo es obligatorio llevar gafas de visión en el coche? Lo es si al pasar el psicotécnico te indican que tienes unas determinadas dioptrías. Es decir, si para pasar las pruebas no estás del todo bien, no conseguirás pasar el psicotécnico. Mientras que, si utilizas gafas, lo dejarán anotado y deberás llevarlas al conducir.

Esto quiere decir, que si vas conduciendo sin gafas y tienes la obligación de llevarlas, podrían multarte. Pero, ¿y las gafas de repuesto?

Según el Reglamento General de Circulación, ya no es necesario llevar gafas de repuesto

Hay conductores que todavía a día de hoy se creen que necesitan llevar sí o sí un par de gafas de repuesto en la guantera por si se rompen las que llevan puestas.

Lo cierto, es que la ley ya no obliga a ello. Es decir, ya no necesitas llevar unas gafas de repuesto en el coche.

Esta práctica siempre fue bastante habitual entre los conductores. Sin embargo, la mayoría de ellos acumularon durante años y años las mismas gafas en la guantera. Algo que realmente no tiene mucho sentido, sobre todo con lo rápido que puede llegar a cambiar la graduación.

Por lo tanto, los conductores que utilicen gafas ya no tienen que seguir llevando un segundo par ocupando espacio y polvo en la guantera. Ya no es obligatorio.

No obstante, ojo, porque el hecho de que no sea obligatorio no quiere decir que no sea recomendable. Evidentemente, si utilizas gafas o lentillas es recomendable que lleves un par en la guantera por seguridad.

Ten en cuenta que, si vas conduciendo y de repente se te cae una lentilla o se te rompen las gafas, no podrás seguir conduciendo con normalidad y podrías ponerte en peligro a ti y a los que te rodean. ¡No es seguro!

Si bien es cierto que es baja la probabilidad de que se rompan unas gafas justo cuando vas conduciendo y sin tener un accidente, pero puede ocurrir. Más probable es que caiga una lentilla, por eso es recomendable llevar siempre alguna de repuesto.

Si consta en el carné de conducir, deberás llevarlas encima, pero no hace falta que las tengas de repuesto

Es importante mencionar este dato porque, como te comentamos, va asociado al psicotécnico. Si necesitas las gafas para conducir, debes sí o sí llevarlas.

Ten en cuenta que, si te para un agente y te pide el carné de conducir, verás que esa obligación aparece reflejada en el reverso de dicho permiso. Verás los códigos de 01 para las gafas y 02 para las lentes de contacto.

El agente sabe interpretar estos códigos y, si no llevas gafas, lo más seguro es que te multe por incumplir la norma establecida en el artículo nº3 del reglamento. Además, ojo, porque se considera infracción grave y la multa es de 200 euros.

Por lo tanto, si necesitas gafas para conducir y así te lo indica el psicotécnico, mucho cuidado, porque si aparecen estos códigos en el reverso del carnet significa que debes llevar siempre gafas mientras conduces (o lentillas).

Recuerda que no es necesario que lleves otro par de gafas de repuesto, pero eso no quita que no sea recomendable.

¿Es mejor usar gafas para conducir o lentillas?

Lo ideal es que lleves lo que te haga sentir más cómodo/a al volante. Por ejemplo, si utilizas unas gafas de sol con clip solar, los días que haga sol solo tendrás que poner el clip.

Mientras que si tienes gafas de vista y de sol, puede que te resulte más cómodo comprar unas gafas de sol graduadas o bien usar las lentillas con las gafas de vista.

Digamos que, es un poco cuestión de gustos. Por eso puede ser interesante combinar ambas opciones dependiendo del día, para que siempre te sientas más cómodo y seguro conduciendo. 

Nuestra recomendación

Nuestro consejo es que trates de llevar al menos un par de gafas de repuesto en la guantera del coche y también un par de lentillas. En el caso de que no tengas más gafas y solo dispongas de un par, lleva al menos 4 lentillas, para tener suficiente repuesto por si te caen alguna o te viene rota.

Es recomendable por muchas razones. ¿Te has parado a pensar que podría pasarte si se te olvida coger las gafas y no ves con normalidad? Si llegas tarde a la oficina o a un evento importante, podrías tener un accidente y poner en peligro tu vida.

Por no hablar de lo que te podría pasar si te para un agente y tener que abonar los 200 euros de multa por infracción grave.

Como ves, todos los escenarios son negativos y no tienes por qué dejar un pequeño margen de fallo. Puedes solventarlo fácilmente llevando un par de lentillas de tu graduación en la guantera del coche o un par de gafas.

En el caso de llevar lentillas, recuerda revisar bien la fecha de caducidad. Si no necesitas usarlas mucho, puede que no te des cuenta y llevan demasiados años como para estar caducadas, por eso es importante que lo revises al menos una vez al año, cuando hagas las revisiones del coche.

¿Te ha quedado alguna duda? ¿Sabías que ya no es necesario llevar obligatoriamente otro par de gafas en la guantera? Esperamos que esta información te sea de gran utilidad, ¡y recuerda seguir las recomendaciones!

¿Te ha quedado alguna duda? Si tienes dudas, pregúntanos para que podamos echarte una mano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protección de Datos

De conformidad con las normativas de protección de datos le facilitamos la siguiente información del tratamiento:

  • Responsable: VIBELENS OPTICA SL.
  • Finalidad y legitimación: La tramitación y envío del pedido solicitado. Para la ejecución de un contrato o precontrato (RGPD, art. 6.1.b). Facilitar a los interesados ofertas de productos de su interés, promociones y servicios. Por consentimiento del interesado (RGPD, art. 6.1.a).
  • Derechos que le asisten: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición. Más información del tratamiento en la Política de Privacidad.