¿Es mejor conducir con gafas o lentillas?

Lentillas para conducir

A la hora de conducir con el coche, si tienes problemas de visión necesitarás llevar siempre encima gafas y/o lentillas. De hecho, siempre es recomendable llevar unas gafas de repuesto para conducir, por tu seguridad. Pero, ¿qué es mejor? ¿Usar lentillas o gafas al volante? ¡Lo vemos!

Gafas o lentillas al volante: ¿qué es mejor?

Partimos de que cada opción tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Asimismo, lo que es mejor para una persona no tiene por qué serlo para otra.

Si tienes dudas, esta guía te será de gran ayuda porque hacemos un repaso completo por las ventajas y desventajas de cada opción.

Ventajas de usar gafas para conducir

No resecan los ojos ni irritan

Una ventaja de las gafas sobre las lentillas a la hora de conducir, es que no resecan los ojos ni tampoco causan irritación, como sí puede ocurrir con algunas lentillas, sobre todo cuando no son la mejor opción para ti.

Este problema de escozor e irritación, puede hacer que necesites parpadear muchas más veces o que incluso vayas incómodo al volante, lo que puede poner en peligro tu seguridad. Por ello, la gran ventaja de las gafas sobre las lentillas a la hora de conducir es que no tendrás que preocuparte por esto.

Se colocan de forma más cómoda

Otra ventaja al conducir, es que se ponen de forma más rápida y cómoda las gafas que las lentillas. Las gafas las puedes poner y sacar en cuestión de un segundo, mientras que para las lentillas necesitas tener las manos limpias y un espejo delante para asegurarte de que están bien puestas.

No tienen límite de uso

En el caso de las lentillas diarias, al cabo de 8 horas puedes notar que el ojo se siente reseco y que no ves igual con ellas que al principio. Esto no pasa con las gafas para conducir, dado que no tienen límite de uso. No importa que conduzcas todo el día que con las gafas no sentirás que tienes que cambiarlas.

Esto es importante por tu seguridad pero también suponen un importante ahorro de dinero, porque no tendrás que estar cambiando las lentillas continuamente en los viajes largos por carretera.

Puedes parar a echar una cabezada sin problema

Si decides hacer un viaje largo y cada cierto tiempo haces paradas para echar una cabezada, que sepas que con las gafas no tendrás problemas. Las quitas y listo. Mientras que, con las lentillas, no es aconsejable dormir, dado que se podrían quedar pegadas y resultar difíciles de sacar.

Si bien es cierto que puedes optar por quitarte las lentillas para dormir, claro que perderás mucho más tiempo y llegarás más tarde a tu destino. Por eso, estamos ante otra importante ventaja de las gafas respecto a las lentillas.

Las hay polarizadas

Es posiblemente la ventaja definitiva para elegir las gafas para conducir en vez de las lentillas. Y es que, las gafas también las hay polarizadas, para reducir las molestias de sol y que conduzcas de forma más cómoda.

Otra ventaja es si eliges las gafas clip solar, dado que podrás pasar de gafas de ver a sol con solo un toque.

Ventajas de usar lentillas para conducir

Lo cierto es que las ventajas de usar las gafas a la hora de conducir son muchas. Pero ¿por qué deberíamos elegir las lentillas? Ojo, porque también tienen sus cosas buenas.

Más campo de visión

Sin duda la principal ventaja de elegir las lentillas para conducir, es que ofrecen una visión más amplia. Con las lentillas podrás verlo todo con total normalidad, como cualquier otra persona. Y es que, con las gafas podrías no ver bien algunas zonas a los lados con la misma precisión si no se gira la cabeza.

No tienes problemas de deslumbramiento por los cristales

Lamentablemente, los cristales de las gafas pueden provocar deslumbramientos. Si bien es cierto que tiene solución si adquieres unas gafas con cristales antirreflejantes. Por eso es importante que las consideres en el caso de preferir usar gafas que lentillas para ir en el coche.

No tienes que preocuparte por si se empañan o ensucian

Sin duda, uno de los grandes inconvenientes de las gafas es que se empañan o ensucian habitualmente. No solo nos pasa con la mascarilla, sino que puede ocurrir conduciendo o en cualquier momento del día a día. Esto hace que pueda empeorar tu visión al volante y es algo que no te pasa con las lentillas.

Más libertad de movimientos

Una de las grandes ventajas de las lentillas en general, es que te otorga más libertad de movimientos, para que puedas estar más tranquilo durante tu viaje en carretera y no tengas que preocuparte por las gafas.

Hay personas que en los días de verano las gafas le producen más secreción de sebo y les resultan más molestas, por lo que sin duda usar las lentillas hará que no tengas que preocuparte por estar incómodo o pasar más molestias.

Puedes poner las gafas de sol por encima

También puedes poner las gafas de sol por encima de las lentillas. Esto es ideal si no tienes unas gafas con clip solar o bien no tienes gafas de sol graduadas para tu visión, porque así podrás ver sin problemas en los días de sol al volante.

Entonces, ¿qué opción elegir?

La mejor opción depende de tus necesidades. Hay personas que toleran mejor las gafas que las lentillas y viceversa, pero lo ideal es que elijas la opción que más cómodo te haga sentir al volante. Cada persona es un mundo.

Nuestro consejo

Si utilizas habitualmente lentillas y gafas, lo que puedes hacer es conducir con lentillas y llevar gafas de repuesto en la guantera y hacer el cambio cuando notes la vista más cansada o sientas que tienes los ojos muy secos y necesitas cambiar.

De esta forma, tendrás todas tus necesidades cubiertas y disfrutarás de las ventajas de las gafas y de las lentillas, para que no tengas que elegir. Lo mejor es combinarlas y disfrutar de los beneficios de ambas.

¿Te ha quedado alguna duda? Si tienes dudas, pregúntanos para que podamos echarte una mano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protección de Datos

De conformidad con las normativas de protección de datos le facilitamos la siguiente información del tratamiento:

  • Responsable: VIBELENS OPTICA SL.
  • Finalidad y legitimación: La tramitación y envío del pedido solicitado. Para la ejecución de un contrato o precontrato (RGPD, art. 6.1.b). Facilitar a los interesados ofertas de productos de su interés, promociones y servicios. Por consentimiento del interesado (RGPD, art. 6.1.a).
  • Derechos que le asisten: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición. Más información del tratamiento en la Política de Privacidad.